aprender flauta

Cómo logré tocar la flauta en 3 meses y cómo puedes hacerlo tú también

Recuerdo la primera vez que toqué una flauta traversa. Era una flauta prestada, yo aún no tenía flauta. Fue un momento mágico poder tocar las notas graves. Sentir el poder y la energía de ese sonido tan maravilloso. Antes de eso sólo había tocado flauta dulce y estaba acostumbrada a tocar notas agudas. Desde ese día quise aprender flauta.

Más adelante, compré una quena y me fui preparando para la flauta traversa. Cuando por fin la tuve en mis manos comenzó una hermosa aventura.

1. Tener muchas ganas de aprender

El primer paso para aprender un instrumento de manera rápida es querer aprender de verdad.

Un día, antes de tener la flauta, recuerdo que estaba con mi mamá en un restaurante y había una música de fondo. El sonido me cautivó. Era jazz latino, y quería saber cómo se llamaba el grupo. Fui a donde ponían la música y pregunté. Era Nestor Torres.

Me pareció tan maravilloso el sonido y la energía que transmitía que me motivó mucho a aprender la flauta. Cuando llegué a mi casa comencé a buscar sus canciones por youtube y hasta ahora soy fiel seguidora de su música. Quería tocar sus canciones y aprender a improvisar.

El día que compré mi flauta empecé a buscar tutoriales en internet, y poco a poco comencé a tocar canciones, de manera autodidacta. Eso sí, practicaba varias horas todos los días. Cuando salía a la universidad o a hacer otras cosas sólo quería llegar a la casa para practicar. Y en las vacaciones practicaba mucho más.

Las ganas de aprender son el motor principal que acelerará tu aprendizaje con la flauta.

2. Ser paciente contigo mismo

Cuando empezamos a aprender un instrumento o una canción es normal desesperarnos, porque queremos ver resultados rápidos. A veces nos frustramos, porque nos equivocamos muchas veces. Es normal. Está bien equivocarse. Forma parte del proceso de aprendizaje. Hasta los más experimentados se equivocan.

Lo importante es estar conscientes de que aprender flauta es un proceso. Hay que dar pequeños pasitos para avanzar. Y debes celebrar cada pequeño logro. Para que una nota salga bien, probablemente vas a tocar muchas notas mal.

Lo importante es sentirte feliz cuando logres una nota, o una frase pequeña. Y repetirla varias veces para que quede guardada en la memoria. Recuerda que ya repetiste el error muchas veces. No quieres que el cerebro recuerde el error ¿verdad?. Pues repite lo bueno muchas más veces.

Tal vez no lo logres hoy. El cuerpo y la mente se cansan y llega un momento en que se saturan. Cuando esto te pase, haz una pausa y retoma después de un rato, o déjalo hasta ahí y continúas al día siguente. Es mejor practicar media hora con la mente fresca, que estar tres horas practicando con cansancio.

3. Practicar todos los días aunque sea poco tiempo

La constancia es la clave si quieres aprender flauta rápido. Es mejor practicar una hora todos los días que practicar 8 horas un solo día. Cuando practicas a diario vas consolidando lo que ya lograste y a la vez vas dando pequeños pasos que te van acercando a tu objetivo.

Practica escalas, arpegios, canciones fáciles y cada vez incrementa la dificultad. Rétate a ti mismo a mejorar cada día.

Cuando ya te sepas las escalas, pon música y trata de encontrar la tonalidad de la canción. Luego toca la escala de la tonalidad. Es una manera entretenida de practicar las escalas y familiarizarte con las diferentes tonalidades.

4. Tener una lista de canciones por aprender a tocar

Seguramente tomaste la decisión de aprender flauta porque escuchaste alguna canción, te gustó y te dieron ganas de tocarla, ¿cierto?

Pues cada canción que quieras aprender es un nuevo reto. Tener una lista de canciones es tener una lista de metas por lograr. Habrá unas más fáciles y otras más difíciles. Lo lindo es ir aprendiéndolas todas.

Empieza por las más fáciles y disfruta tocando. De eso se trata la música.

Cuando empecé con la flauta, recuerdo que una de las canciones que quise aprender era Spain, de Chick Corea. Es una canción súper difícil si eres principiante, pero la practicaba siempre. Hasta que luego de varios meses lo logré!

Claro, en el camino mientras lograba esa meta grande iba logrando otras más pequeñas, canciones más fáciles.

Motivación, paciencia, constancia y lista de canciones. Esas son las claves para aprender rápido la flauta. Cuando empecé a tocar estaba muy motivada, practicaba todos los días, era paciente y si no me salía algo hoy lo intentaba mañana. Pero sobre todo, lo que más me motivaba a aprender rápido era poder tocar mis canciones favoritas.

¿Ya tienes tu lista de canciones?

Cuéntame en los comentarios cuáles canciones quieres aprender con la flauta.

Empieza a dar tus primeros pasos con la flauta aquí:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll Up