4 Razones por las cuales no te suena bien la flauta

Cuando comenzamos a tocar la flauta es común que el sonido no salga como esperamos. Parece fácil, pero al comienzo cuesta un poco acostumbrarse. Estas son las razones más comunes por las cuales no suena bien la flauta.

1. Poca presión en la embocadura

¿Alguna vez has puesto tu dedo en la punta de una manguera para que el agua salga con más presión?

Algo parecido sucede con la flauta. Para sacarle sonido es fundamental que el aire salga con suficiente presión. Para esto debes estirar un poco los labios, como si intentaras sonreir, y mantenerlos juntos. Luego soplas y tratas de enfocar el aire para que salga por el centro de los labios, siempre manteniéndolos firmes. Si te miras en un espejo, el orificio por donde sale el aire debe ser pequeño, siempre en el centro de los labios.

Volviendo al ejemplo de la manguera, ¿has intentado apuntar el agua hacia un objetivo? ¿O dibujar con el chorro en una pared?

Lo mismo sucede con la flauta. Cuando soples, imagina el ángulo en que sale el aire, y ve probando apuntar hacia el suelo y subiendo hacia la pared. Allí encontrarás el punto en el cual se produce el sonido.

 

2. Falta de apoyo en el abdomen

Regular la presión con los labios es importante, pero no debe ser el 100% del trabajo. El aire viene desde los pulmones, y es empujado por el diafragma.

La presión con que empujes el aire desde el abdomen es como la válvula que abres cuando quieres que salga agua de la manguera. Es el punto principal de control, allí decides cuánto vas a abrir.

Un ejercicio sencillo para verificar el apoyo en tu abdomen es colocar un papelito en la pared, lo sostienes con los dedos y luego comienzas a soplar. Bota todo el aire que te queda en los pulmones y comienza a inspirar. Coloca tu mano en la barriga para que sientas cómo se llena de aire. Luego sopla el papelito apoyando con el abdomen y dándole presión con los labios. La idea es que el papelito dure el mayor tiempo posible en la pared.

 

3. Dejar abierta una o varias llaves

 

Cuando comienzas a aprender las posiciones en la flauta, es muy frecuente que se te muevan los dedos de las llaves, o que vayas aflojando el agarre. Esto hace que las llaves no queden completamente cerradas, por lo tanto la nota que quieres tocar no va a sonar.

Te recomiendo que utilices un espejo para que verifiques la posición de tus dedos constantemente.

 

4. No calentar antes de tocar

La flauta es un instrumento que requiere un calentamiento previo para que el sonido salga con buena calidad. Siempre que agarres la flauta debes calentar por lo menos 5 minutos.

¿Cómo calentar? Pues, tocando algunas notas largas hasta que sientas que ha mejorado el sonido.

¿Quieres empezar a tocar la flauta desde hoy mismo? Da tus primeros pasos aquí

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll Up